ROMANCE DE LA NIÑA NEGRA

Toda vestida de blanco,
almidonada y compuesta,
en la puerta de su casa
estaba la niña negra.

(Un erguido moño blanco
decoraba su cabeza;
collares de cuentas rojas
al cuello le daban vueltas)

Las otras niñas del barrio
jugaban en la vereda ;
las otras niñas del barrio
nunca jugaban con ella.

Toda vestida de blanco,
almidonada y compuesta,
en un silencio sin lágrimas
lloraba la niña negra.

Toda vestida de blanco,
almidonada y compuesta,
en un féretro de pino
reposa la niña negra
LUIS CANE
ELEGIDO POR ELENA

7 comentarios:

Nuestro mundo posible dijo...

ola elena muy chula la poesia

Nuestro mundo posible dijo...

ola elena muy chula la poesia

Nuestro mundo posible dijo...

ola elena muy chula la poesia

Anónimo dijo...

hola soy elena me alegro de q os alla gustado. La poesia sigue siendo mas largapero no me dejaron acabarla bueno adios.




elena

Akinogal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Multifuncional dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
lillian dijo...

Gracias por poner esta poesía; es una pena que no la hayas puesto completa, ya que el final es lo más hermoso que tiene. Aquí va:

Toda vestida de blanco,
almidonada y compuesta,
en la puerta de su casa
estaba la niña negra.

Un erguido moño blanco
decoraba su cabeza;
collares de cuentas rojas
en su garganta dan vueltas.

Las otras niñas del barrio
jugaban en la vereda;
las otras niñas del barrio
no quieren jugar con ella.

Toda vestida de blanco,
almidonada y compuesta,
en un silencio sin lágrimas,
lloraba la niña negra.

Toda vestida de blanco,
almidonada y compuesta,
en un féretro de pino
reposa la niña negra.

A la presencia de Dios
un ángel blanco la lleva;
la niña negra no sabe
si ha de estar triste o contenta.

Dios la mira dulcemente,
le acaricia la cabeza
y un lindo par de alas blancas
a sus espaldas sujeta.

Los dientes de mazamorra
brillan en la niña negra.
Dios llama a todos los ángeles
y dice: “¡Jugad con ella!”.